Cuando viajar para mí era tan sencillo como decidir que ropa ponerme al levantarme por la mañana, esta canción de Jovanotti era para mi una de las más escuchadas, con diferencia.

Todavía hoy, que me dedico a que viajen los demás y en pocas ocasiones (espero que cada vez más) puedo dejarlo todo y partir, la escucho, una y otra vez, por miedo de olvidarme lo que se siente cada vez que decides de viajar.

Tengo que reconocer que no es una de esas grandes canciones de viajes (a pié, en coche, en avión..), como han podido ser Drive on de Johnny Cash, Where the Streets Have No Name de U2, Walking In My Shoes de Depeche Mode, Walkin’ de Miles Davis,…y un largo etcétera.
Pero la letra merece la pena de ser leida.

No existe de ella ninguna traducción al castellano (o ninguna que yo haya podido encontrar) así que aquí estreno mi Blog, con una de mis canciones y como traductora improvisada, tras años de inactividad (fue mi primera prefesión, lo confieso).

Marco Polo

Viajar, partir, viajar, viajar, partir viajar, viajar…Sin parar nunca. Kilómetros que pasan por debajo de tu culo y te alejan de los problemas, viajar, ver todos los rincones de la Tierra, correr tras los veranos…dejar que te persiga la guerra que tienes en el corazón, correr más rápido que el dolor, como un avión supersónico adelantar tu proprio ruido y no dejar que te alcance nunca. Viajar conduciendo un coche destartalado, que por cada kilómetro más es un ‘gracias a Diós’, llamar a tu madre por teléfono y decirle: ‘está todo bien, estaré en Navidades sin falta’, paritr, viajar…agosto, tras agosto, tras agosto…
Aplazar un poco más tus responsabilidades, como una grieta en un barco que tarde o temprano se hundirá, y quizás ya será demasiado tarde para arreglarlo, partir, viajar, nunca olvidar, fotografiar el mundo y su movimiento, que siempre se repite, no se sabe dónde, no se sabe cuándo, partir y vivir buscando, bailando ritmos diferentes y diferentes accentos, bailar encima de los husos horarios y los cambios de clima, escalar hasta la cumbre y luego bajar hacia el valle, una, diez, cien, mil millas, con los pies como equipaje y el mundo por familia.
Comer comidas de los paises más lejanos, con tenedores, bastones o con las manos, ..lejos de quién. lejos de qué, lejos de dónde…con las raices en tu corazón y las ramas en otro mundo, partir con la cara siempre al sol, pase lo que pase…agosto tras agosto tras agosto…
Viajar, sentirte Marco Polo, sentirte muy solo, alguna vez, en un tren lleno de caras que no conoces, que no conocerás, barreras de soledad que nunca se derrumbarán, caras que nunca volverás a ver, charlar en idiomas que no conoces, comunicar con una simple sonrisa o con un solo gesto, descubrir que eres Marco Polo, y no sentirse solo entre otros humanos, apretar miliones de manos, en cada lugar, agosto tras agosto, tras agosto, tras agosto…
Viajar a traves del sonido, bueno, el bajo como un trueno, viajar a traves de la música, de la cultura, descubriendo la naturaleza de uno mismo, viajar entre los porqués, viajar en internet, en avión o en bicicleta, ..o andando, moverse y quedarse parados en el mismo sitio, agosto, tras agosto, tras agosto…

Etiquetas: , , , , , ,

Coméntalo »
· · · ◊ ◊ ◊ · · ·