Hace unos días estuvimos celebrando el BlogDay y la verdad, se trata de una celebración a la que me pude sumar gracias a las circunstancias, que me han llevado a acercarme a los Blogs, hace casi 4 años.

Una fecha que no tendría sentido para mí, si no fuera por la ayuda, el apoyo y los ánimos de algunas personas. Entre ellas no puedo dejar de mencionar a Alfredo, fundador de Nomaders, culpable de que dieramos vida a Espíritu Nómada; Egoitz, cuyo asesoramiento, colaboración y generosidad le valen muchísimo aprecio por toda la blogosfera y, por último dejo a Antonio Cambronero (aka Blogpocket), autor de este regalo que quiero compartir.

Gracias a Antonio y a Egoitz empecé con Asteroide, juntos a Laura nos estrenamos en turismo sostenible con Mariposas en la Maleta que forma parte de Blogpocket MultiSite…y si no fuera que de vez en cuando le despisto con algunas cañas, no sé en cuantos otros ‘fregaos’ me hubiera metido :)

Gracias Antonio por este regalo, que tiene para mí más importancia de lo que pueda espresar!

2 Comentarios »
· · · ◊ ◊ ◊ · · ·

Creo que hoy es un buen día para retomar mis publicaciones: llevo un tiempo sumergida en un nuevo proyecto que me absorbe por completo y he descuidado mucho mi pequeño Asteroide. Espero que, mientras, no se haya llenado de baobabs.

Y un día me aconsejó esforzarme en lograr un buen dibujo, para meter bien esto en la cabeza de los niños de mi tierra. “Si algún día viajan, me decía, esto les puede servir. A veces no hay problema en dejar el trabajo para después. Pero en caso de tratarse de baobabs, es siempre catastrófico. Conocí un planeta habitado por un perezoso. Había ignorado tres arbustos…” (El Principito, Antoine de Saint-Exupéry)

Es un buen día, porque hoy es el 65 Aniversario del nacimiento de Freddie Mercury y no puedo dejar pasar por alto esta fecha. Dentro de poco, el 24 de noviembre, recordaremos que ya han pasado 20 años desde que Freddie nos dejó, no sin polémicas, como no podía ser de otra forma.

Desconozco como se recibiría la noticia en España, lo que sí recuerdo muy bien es como viví yo ese momento. Por absurdo que pueda parecer hoy en día, en los años 90 en Italia el SIDA seguía siendo un tema difícil de tratar en los medios y cuando escuché la noticia me sorprendió mucho el enfoque que le dieron en el telediario.

También me sorprendió mi reacción y lo mucho que me afectó: nunca me he considerado una groupie de ningún cantante o grupo ni jamás me he quedado pendiente de los asuntos personales de los miembros de Queen, no obstante mi gran interés por su música. Aun así algo se rompió ese día en mi interior. Una sensación muy curiosa.

Hace unos años, me invitaron a asistir al espectaculo We Will Rock You, en el Teatro Calderón. Fué un tema de trabajo y realmente no tenía elección…la verdad es que me apetecía mucho. Formando parte de la organización de aquel evento, dejamos las mejores butacas a disposición de nuestros invitados y nos quedamos con la primera fila…que nos regaló una importante tortícolis.

La que parecía la peor ubicación, resultó ser mi suerte. No obstante la decepción debida a las lamentables traducciones al castellano de las letras de todas las canciones del musical (hasta me costó reconocer algunas), lo de estar en primera fila supuso estar a unos pocos centímetros de los músicos…pues mi mirada acabó centrándose más en ellos que en el espectáculo.
Al poco tiempo tuve la ocasión de volver a verlo, con las canciones en versión original…y lo disfruté mucho más.

Bueno, en los dos casos no he podido no emocionarme en dos momentos: el primero, cuando los protagonistas están recordando grandes artistas muertos jóvenes (y allí escuché muchos nombres que han marcado mi cultura musical) y, el segundo, en el final, cuando no pudimos evitar soltar unas lagrimillas. En fin, bastante patético, lo sé, pero estoy convencida que esa emoción que no pude controlar, no venía ni de la historia del musical, ni de las interpretaciones (a las cuales no quiero quitar méritos), sino de lo que ha supuesto la música de Queen en mi vida y de lo que ha significado para todos darnos de cara con una enfermedad durísima que no asimilamos hasta que rostros famosos empezaron a hablar de ello (…o a desaparecer por ello).

“Siguiendo la enorme conjetura de la prensa de las últimas dos semanas, es mi deseo confirmar que padezco sida. Sentí que era correcto mantener esta información en privado hasta el día de la fecha para proteger la privacidad de los que me rodean. Sin embargo, ha llegado la hora de que mis amigos y seguidores conozcan la verdad y espero que todos se unan a mí y a mis médicos para combatir esta terrible enfermedad.” (Freddie Mercury, 22 de Noviembre de 1991)

Etiquetas: , , , ,

2 Comentarios »
· · · ◊ ◊ ◊ · · ·

-Mi trabajo es algo terrible. En otros tiempos era razonable; apagaba el farol por la mañana y lo encendía por la tarde. Tenía el resto del día para reposar y el resto de la noche para dormir.
-¿Y luego cambiaron la consigna?
-Ese es el drama, que la consigna no ha cambiado -dijo el farolero-. El planeta gira cada vez más de prisa de año en año y la consigna sigue siendo la misma.
-¿Y entonces? -dijo el principito.
-Como el planeta da ahora una vuelta completa cada minuto, yo no tengo un segundo de reposo. Enciendo y apago una vez por minuto.

Hace unos mese que, coincidencia, Japón vuelve una y otra vez a mi vida. Y eso que, lo reconozco, no tengo demasiada afinidad con las culturas orientales. Pero es cierto: lo que estamos escuchando desde el 11 marzo pasado, no puede no hacerte temblar el alma.

No pienso buscar las palabras para expresar algo al respeto: no existen palabras lo bastante buenas, no hay palabras bastante grandes para que mi opinión aporte aquí nada más útil de lo que cada uno de nosotros encuentre en su corazón.

Prefiero ir atrás en el tiempo y recordar una lectura, un libro de Alessandro Baricco, un escritor que sí sabe encontrar buenas y grandes palabras. Tan atrás en el tiempo, hasta la segunda mitad de 1800, cuando viajar a Japón era viajar hasta el final del mundo.

Se trata de Seda. Seda es un cuento que se lee en una hora, todo seguido y sin respirar. Es un cuento que pude leer cuando se publicó, a finales de los ’90 y que volví a saborear el año pasado.
El protagonista ‘asiste’ a su propia vida sin ninguna ambición de ‘vivirla’, hasta que los eventos le llevan a viajar a otro mundo, enfrentándose a un largo viaje, peligros y dificultades.
Al final de su viaje encuentra no solo lo que andaba buscando, sino también algo que no esperaba, algo que le hará volver una y otra vez.

Es la eterna lucha entre la vida que tenemos y las que quisieramos. Lo desconocido y prohibido contra lo habitual y familiar.
Puedes encontrar todo tipo de comentario sobre este cuento: no suele gustar a todo el mundo. A muchos les parece superficial, vacío e incluso decepcionante. Para otros es una historia apasionante, romántica y sensual.

Quizás la historia no sea lo que cuenta en Seda, quizás lo que le da fuerza, si no fuera suficiente el talento de Baricco, es la representación de los destinos de los personajes: el destino juega con nosotros y con nuestros deseos. El destino a veces misterioso, otras pícaro.
Existe un mensaje?
Supongo que, como siempre, el mensaje esté en cada lector: por eso no me atreví a ver la película que se hizo, inspirada en el cuento de Seda. La interpretaciones que damos a los libros, a menudo chocan con las versiones cinematográficas.

Quizás me quede con la imagen de Japón, como el lugar de los sueños, el lugar que saca a los hombres fuerzas que no pensaban tener, el lugar de la vida y el país de una gran historia, preciosa como la seda.

Etiquetas: , , , , , , ,

4 Comentarios »
· · · ◊ ◊ ◊ · · ·

“Será necesario que soporte dos o tres orugas, si quiero conocer las mariposas; creo que son muy hermosas. Si no ¿quién vendrá a visitarme?”  (dijo la flor… ‘El Principito’)

Las mariposas son ligeras, silenciosas…son grandes viajeras, pero a su paso no dejan huellas. Sí algunos efectos, todos positivos.

Con esta imágen de viajeras discretas y respetuosas nos hemos quedado Laura  (Viaje al Atardecer) y yo cuando empezamos a hablar de una idea…el embrión de un proyecto que tomó forma y existe a partir de hoy gracias a Antonio, el verdadero propulsor.

Mariposas en la maleta” forma parte de ‘algo más grande’: un multisite que incluye Blogpocket, el primogénito de Antonio (que celebra este año sus 10 cumpleaños) y Acordes Modernos (un Blog que aconsejo por su originalidad, si te gusta el mundo de la música). Y es posible que la familia siga creciendo.

Mariposas en la maleta” es el lugar donde podrás encontrar noticias relacionadas con Turismo sostenible, con Turismo responsable, el lugar donde juntamos ideas y sugerencias para viajar sin dejar huellas, el lugar donde juntos aprendemos a ser buenos viajeros y mejores personas.

Todo esto de un punto de vista humilde, sin la pretensión de ser expertas del tema y, sobre todo, sin querer convertir el viaje en la renuncia a la comodidad y al disfrute, sino aportando pequeñas ideas basadas en el respeto de las personas, de las culturas, de las economías locales y del medio ambiente. 

Hace meses hablaba aquí en Asteroide B612 de la afinidad del turismo sostenible con ese concepto tan importante que nos transmite la lectura de El Principito: ‘Lo esencial es invisible para los ojos“. Os invito a seguir ‘Mariposas en la maleta’ para que juntos consigamos hacer cada vez más visible lo esencial. 

Colaboran en el proyecto otro gran mentor para mí, Egoitz y también Jesús poniendo a nuestra disposición su galería de fotos. Muchas gracias a los dos!!

“Sólo vivir no es suficiente”, dijo la mariposa. “Uno necesita un poco de sol, de libertad, y alguna pequeña flor” Hans Christian Andersen

Etiquetas: , , , , ,

3 Comentarios »
· · · ◊ ◊ ◊ · · ·

Preguntó al geografo: “¿Qué planeta me recomienda visitar ahora?” Este le respondió:”El planeta Tierra. Tiene buena reputación” – El Principito (Antoine de Saint-Exupéry)

Ultimamente, en el trabajo y entre conocidos, hemos estado refexionando mucho sobre las motivaciones que nos empujan a planear un viaje.

No hace falta mucho para sugerir la idea de un viaje. Cuando alguien me cuenta una anécdota de algo que le pasó en algún lugar, pais o ciudad que no conozco, si lo que me cuenta me llama la atención, esa curiosidad crear en mí cierta expectativa y se convierte en el principio de lo que podría ser para mí un plan de viaje.

Mientras estaba completamente sumergida en este tipo de pensamientos y a punto de empezar el maratón de Fitur, me llegó una invitación inesperada: Alfredo pensó que podría ser interesante para mí acompañarle a un encuentro de empresarios. Creo que ese tipo de encuentro lo llaman ‘Learning’. Puntualmente suelen invitar a personajes expertos en alguna temática, que les pueda aportar conocimiento útil en sus propios negocios, como personas y en sus entornos familiares.

En esta ocasión, el invitado de honor era Luis Goytisolo, cuya intervención tenía la finalidad de transmitir como ha desarrollado y esta desarrollando su experiencia personal y profesional a partir del impulso viajero que tenemos algunos desde la infancia.

Ha sido un encuentro realmente interesante y enriquecedor. Ya han pasado unas semana y sigo dándole vueltas al tema de la motivación. Y no dejan de aparecer ante mí temas relacionados. Quizás a Alfredo le pasara lo mismo, puesto que a los pocos días publicó e el Blog de Nomaders la entrada ‘¿Qué nos motiva a escoger el destino de nuestros viajes?‘, donde nos cuenta un episodio de lo más curioso y peculiar.

En mi vida, por ejemplo, la motivación ha surgido a menudo de la lectura de alguna obra literaria. Este tema salió también en el encuentro con Goytisolo y no podía ser de otra manera. Se me ocurren decenas de libros, entre ellos los clásicos de la literatura de viaje, como pueden ser las obras de Chatwin o libros tan idolatrados como ‘On the Road’ de Kerouac, pero no solo.

Hasta he llegado a pensar que mi guía de viaje ideal sería una mejora de la Lonely con sugerencias sobre lecturas literarias relacionadas con el destino elegido…o es que las guías de viaje están destinadas a desaparaecer?

Las razones sobre porqué viajar suelen ser muy personales, aun así, se han hecho muchas hipótesis sobre el tema y de eso he estado leyendo mucho: afirmaciones muy interesantes, otras muy criticables. Personalmente me quedo con ese cosquilleo que cada adicto a los viajes sentimos al entrar en un aeropuerto, en una estación de tren…esa curiosidad que nos invade siempre que alguien nos cuenta de sus viajes, cuando leemos un Blog, un libro, que hace volar nuestra imaginación….Me quedo con la emoción inesplicable que sentimos al preparar la maleta, sea cual sea el destino.

Etiquetas: , , ,

4 Comentarios »
· · · ◊ ◊ ◊ · · ·

Los que odiamos el invierno, el frío y el atardecer a las 6 de la tarde, no paramos de buscar alguna ventaja de esta época del año a la que nos podamos agarrar para conseguir llegar hasta la Primavera.

Yo, por ejemplo (descartando ideas imposibles como venderlo todo y montar un chiringuito en alguna playa caribeña), solo he encontrado una cosa que realmente me gusta del invierno: la Navidad!

Sé que con esto me estoy ganando varios enemigos…pero no lo puedo evitar. La celebración de la Navidad es para mi la suma de muchas cosas:
no voy a entrar en tema de crehencias, porque desde muy pequeña he aprendido a no hablar de religión, de política, ni de fútbol si no quiero meterme en líos…y no quiero.

He empezado a viajar sola antes de acabar el instituto y por mucho que esté acostumbrada a estar lejos de casa, son muchas las cosas de familia que llevo en mi equipaje. Entre ellas, algunas tradiciones que me gustaría mantener siempre que pueda.
Entonces es así que en Pascuas hacemos huevos duros y los pintamos, para luego jugar a quién tiene el más resistente, que en Nochevieja añadimos un poquito de lentejas al menú, para que nos traigan bienestar en el nuevo año, que nunca tiramos pan a la basura antes de darle un beso (porque el pan es el alimento más preciado)…
Y luego está la Navidad, que para mí comienza en el puente del 8 de diciembre, cuando, por tradición, decoramos la casa.

Cuando era niña, mi momento preferido era, sin duda, la mañana de Navidad, cuando bajaba corriendo las escaleras que desde los dormitorios llevaban al piso de abajo. Allí, debajo del árbol, esperaba encontrar los regalos y aun ahora, me lo paso en grande viendo las caras de los demás y esa emoción que, lo admitamos o no, sentimos al abrir un paquete!

Tras el verano de mi primera temporada como animadora en un club de vacaciones de Sicilia (hablo de hace unos cuantos años :( …), me asignaron a Cayo Guillermo, en Cuba: lo recuerdo como un gran año, porque eso significó (entre muchas otras cosas), vivir 3 veranos seguidos, puesto que volví de Cuba en Mayo, justo cuando iba a empezar el buen clima en Italia.

Lo único raro de esa experiencia fue celebrar la Navidad en bañador y comiendo arroz con camarones, ropa vieja con yuca y chicharritas!!
También resultó curioso ese Papá Noel sudando en su traje entre las palmeras…pobrecillo!

Otra cosa fue estar en Salzburgo en la época del Adviento: en las zonas de habla alemana, especialmente, se organizan unos mercadillos de Navidad que nada tienen que ver con el mercadillo de la Plaza Mayor de Madrid (por ejemplo). Siempre me he preguntado de dónde viene esa curiosa tradición madrileña de comprar pelucas y gorros raros para lucirlos en las calles del centro…

Los mercadillos navideños de la tradición alemana (que llegan hasta Austria, el norte de Italia y otras zona del norte de Europa) son verdaderas obras de arte, con productos artesanos de decoración y gastronomía. Algo que los amantes de la Navidad tiene que ver una vez en la vida. Impresionantes.

Aquí dejo unas sugerencia, para todos aquellos que disfrutan preparando una Navidad especial:

Etiquetas: , , , ,

6 Comentarios »
· · · ◊ ◊ ◊ · · ·

“Dentro de 20 años te arrepentirás más de las cosas que no hiciste que de las cosas que sí llegaste a hacer. Así que suelta amarras. Sal a todo trapo de la seguridad de esta bahía. Hincha tus velas con vientos de cambio. Explora. Sueña. Descubre.” Mark Twain

Ayer escuchaba una psicologa que estaba hablando de los resultados de un estudio sobre los sueños y el porcentaje de personas que, a lo largo de su vida, conseguimos realizarlos, hacer lo que siempre hemos soñado.
Un porcentaje tristemente pequeño.

La primera dificultad está en saber cuál es tu sueño, qué es lo que sueñas ser en la vida…qué fácil!
Fácil sería -decía ella- que al llegar al mundo nos dijeran:
“Hola! acabas de recibir el don de la vida y…cuéntanos: qué vas a dar tú a los demás? Cuál es tu don y qué harás en la vida?”
Tendríamos así, desde el primer momento, las ideas muy claras.

Como esto no suele ocurrir así, pues hay que esforzarse un poco más. Y es así como acabamos haciendo listas sin fin de grandes propósitos que, la mayoría, solo raras veces cumplimos.

Desde muy pequeña he descubierto que me encanta dibujar.
Tuve la misma mala suerte que Saint – Exupéry

Las personas mayores me aconsejaron abandonar el dibujo de serpientes boas, ya fueran abiertas o cerradas, y poner más interés en la geografía, la historia, el cálculo y la gramática. De esta manera a la edad de seis años abandoné una magnífica carrera de pintor. …Tuve, pues, que elegir otro oficio… (El Principito)

Aun así, allí está, en mi listado de cosas pendientes: recuperar el tiempo perdido y volver a pintar más a menudo – realmente no lo dejé a los 6 años ;)

Hace meses, justo antes de mis vacaciones de verano, descubrí algo muy curioso que me encantó: el Urban Sketchers.

Es un colectivo de artistas en todo el mundo que dibujan las ciudades donde viven y los sitios adonde viajan.

No pude evitar de pensar en Bruce Chatwin y su Moleskine (To lose a passport was the least of one’s worries: to lose a notebook was a catastrophe) y de repente lo he visto claro: los viajes y el dibujo no son dos de mis pasiones. Son dos facetas de la misma.

La semana pasada, disfrutando de unos maravillosos momentos en el Museo Thyssen, sonreí escuchando a nuestra guía cuando nos hablaba de la crisis de la pintura al nacer de la fotografía.

Otro arte que admiro. Pero el dibujo es de igual manera, robar un instante a la realidad…pero sin prisas. Tomarte el tiempo de disfrutar lo que estás viendo. Hacerlo tuyo. Viajar despacio.

Así he descubierto también, que se organizan verdaderas quedadas de Urban Sketchers, que hay material de dibujo específico para practicar este arte…y que hay verdaderos artístas camuflados entres las personas que tenemos alrededor!

Urban Sketchers en Flickr

Etiquetas: , , , ,

5 Comentarios »
· · · ◊ ◊ ◊ · · ·

Este verano he estado viajando hacia Italia de una forma algo diferente: en lugar de subirme a un avión en Madrid y dejar que fueran a buscarme al aeropuerto de Bolonia o Venecia, he preferido organizar una ruta en coche y disfrutar de la carretera.

Mirar desde la ventanilla, ver pasar los kilómetros debajo de tí: no hay comparación.

Aunque a la ida el clima no nos haya acompañado demasiado, el viaje ha sido una suma de descubrimientos: no me refiero solo a paisajes, pueblos, idoma y gastronomía. Viajar te permite descubrir también cosas de ti mismo que todavía no sabías, y facetas de tus acompañantes (positivas y negativas): es una forma más de convivir.

No voy a contar aquí la ruta, ni daré sugerencias sobre lo que habría que ver en el camino entre Madrid y Ferrara. Solo me gustaría recoradr algunos rincones que me han robado el corazón…a veces han sido espacios muy grandes, o pueblos enteros. Otras veces han sido pequeños mundos dentro de otros más grandes o, incluso esquinas, imágenes que he robado en alguna foto, contrastes de colores.

 

Comenzaré con un lugar que descubrimos ya en la ruta de vuelta. Nada más cruzar el paso de Monginevro (entre Italia y Francia), paramos a visitar Briançon: se nos escapó a la ida, porque nos habíamos retrasado en Savines-le-lac (otra joya) y no teníamos pensado pasar de largo en esta ocasión.

Una idea muy acertada, desde luego.

Briançon es la segunda ciudad más alta de Europa (1.350 metros) y se divide en dos partes: la ciudad fortificada y la parte más moderna, repleta de Hoteles de la estación de esquí.

Estuvimos visitando solo la primera y ha sido toda una sorpresa: he colgado aquí algunas fotos. Las pequeñas tiendas son las que más me llamaron la atención…y una entre todas.

Se trata de una tienda de juguetes ‘Jouons au bois’. Entras y es como volver a otra época, cuando los juguetes eran principalmente de madera y pocos materiales más. Es la tienda perfecta para ese lugar tan especial.

 

No pude evitar comprar algunas cosas y eso me dió la oportunidad de charlar con la dueña (Briançon queda tan cerca de Italia y recibe tantos turistas italianos, que casi todo el mundo allí es capaz de conversar en italiano):
casi todos los productos son de producción local y los que no lo son, los compra a empresas de Tailandia que participan en proyectos de ayuda. Me explica que hay empresa que invierten un porcentaje de lo que ganan de la venta de juguetes en escuelas para los hijos de sus empleados.

Cuando llega el momento de pagar, me dice que no tiene bolsas de plástico ni de papel: solo puedo comprar una bolsa de tela si lo quiero. En esa tienda no venden ni utilizan ningún producto que sea de uso único, es decir solo venden objetos que se puedan volver a utilizar muchas veces. Mis compras me las llevé envueltas en papel reciclado.

Reconozco que esa visita a un pueblo perdido en los Alpes, me hizo reflexionar mucho sobre lo que cada uno podemos hacer para mejorar la relación que tenemos con nuestro planeta. A veces son pequeños gestos, que no nos suponen demasiado esfuerzo. En otros casos pueden convertirse en una filosofía de vida.

“Es una cuestión de disciplina, – me decía más tarde el principito -. Cuando por la mañana uno termina de arreglarse, hay que hacer cuidadosamente la limpieza del planeta.” (Cap. V)

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

1 Comentario »
· · · ◊ ◊ ◊ · · ·

Cuando vivía en el centro de Madrid, hace unos 5 años, me encantaba perderme por las calles que están detrás de la Plaza de la Villa y bajar hasta la Latina. Un mundo que tiene dos caras: una diurna y una nocturna.

Otra zona, entre muchas, que tiene un encanto special es Malasaña: cada vez que vuelvo (y eso suele ser muchas menos veces de las que me gustaría) descubro algún rincón que no conocía.

Es lo que me pasó hace muy poco: en la calle Espíritu Santo he dado con un lugar precioso: el Lolina Vintage Café.

Se trata de un lugar decorado con muebles originales de los años ’50, ’60 y ’70 (incluidos una television auténtica de 1962 o una radio de finales de los ’50). Sus paredes están decoradas con papeles pintados de la misma época y le dan ese aspecto encantador de las casitas de muñecas…tan bonito que paseando por la calle no he podido evitar de entrar a curiosear y sacar unas fotos (aquí dejo una, aunque no sea muy buena :( )

Es uno de esos lugares en los que te sientes genial desde que entras y que te cuesta dejar: te cuidan desde el Desayuno que puedes elegir entre muchas opciones y puedes comer al mediodía o cenar (una ensalada o algunas de sus tostas…incluso tienen alguna especialidad francesa).
Si lo tuyo es la merienda, encontrarás aquí un espacio relajante donde tomarte tés o nfusiones: te costará mucho elegir entre el gran surtido, traido desde California O_o

Lo que he podido leer durante mi incursión, es que, entrada ya la noche, puedes disfrutar de unos fantásticos mojito….en la página del Lolina dicen que las chicas los preparan siguiendo la receta original de La Floridita (en La Habana)…y eso no me ha dejado indiferente (qué de recuerdos!!).

La parte de abajo de el Lolina tiene un saloncito con sofás y butacas donde, además de pasar las tardes superagusto descansando y hablando, los jueves, viernes y sábados se organizan animados guateques.
La salita de guateque tiene una cabina donde vienen diferentes djs a pinchar música ye-ye mientras en una auténtica barra de finales de los 60 se sirven copichuelas.

Esto también lo puedes leer en la web, donde explican como puedes reservar esta salita para una fiesta de Cumpleaños: una buena idea, no?

La verdad es que tengo muchas ganas de volver y probar alguna de las especialidades disfrutando de ese ambiente que tanto me ha impactado. Cuando vaya pondré algún comentario en este mismo post.

Aquí algunas opiniones.

Etiquetas: , ,

1 Comentario »
· · · ◊ ◊ ◊ · · ·

Hace dos semanas volví a un lugar muy especial: habían pasado casi 5 años desde mi última visita. Incluso pensé que quizás ya no estaría allí.

Ha sido en ocasión de mi 40 cumpleaños: una fecha importante para mí en la que mi hermana Barbara y su marido Piero quisieron regalarme una visita especial.

Mi cuñado es una de esas personas que se vuelven totalmente locas por el chocolate y fué por ese motivo que hace unos años, cuando descubrí a Cacao Sampaka decidí regalarle un surtido de bombones:

fuimos a la tienda, que es una maravilla de la Calle Orellana, en Madrid, y pedimos que nos prepararan el surtido. Los bombones se presentan en ocho colecciones distintas:

Grandes orígenes del cacao
Frutos secos y crujientes
Cacaos y especias de América
Flores, hierbas e infusiones
Vinos, licores y aguardientes
Frutas y mermeladas de frutas
Trufas forradas de cacao amargo
Innovaciones gastronómicas

Cada colección está compuesta por 8 bombones y se presenta en una preciosa cajita, donde van dos de cada sabor. El resultado fue que nos llevamos para Italia los 128 bombones para que los probaran y nos dieran su opinión.
Al parecer, solo las ‘Inovaciones gastronómicas’ encontraron alguna crítica negativa: de hecho se trata de unas combinaciones de sabores algo peculiares, como pueden ser el chocolate con el Balsámico de Modena o con el queso Parma…incluso con aceitunas negras…en fin, hay que estar preparados para tanto atrevimiento.

En ocasión de su reciente visita a Madrid, no podía no llevarles a este Templo del chocolate para que lo conocieran ya ‘en vivo’. Todo estaba en su lugar, tal y como me lo acordaba: los bombones, las tabletas, las tentaciones, las cremas, los libros, los utensilios para elaborar fantásticos postres y una selección de vinos dulces, licores y cavas que mejor combinan con cada tipo chocolate.

También se pueden probar los productos allí mismo: junto a la tienda está el Bar Degustación.

Yo cuando descubrí la tienda por primera vez, compré una simpáticas piruletas de cacao de leche, con dibujos infantiles en chocolate blanco: los utilicé como detalle para los invitados al bautizo de Alessandro.
Merece la pena, si no lo conoces, acercarte a curiosear: acabarás llevandote algo…como finalmente hicimos nosotros en esta última ocasión también.
Además de Madrid, hay más tiendas en Barcelona, Bilbao, Málaga y Valencia…más algunas ciudades internacionales que te sorpenderán.

“El placer es el bien primero. Es el comienzo de toda preferencia y de toda aversión. Es la ausencia del dolor en el cuerpo y la inquietud en el alma.” Epicuro de Samos

Etiquetas: , ,

5 Comentarios »
· · · ◊ ◊ ◊ · · ·